Látex, el campeón de los preservativos

El mayor estudio del mundo sobre la eficacia de los condones para el control de la natalidad concluye que se rompen y deslizan más los fabricados con materiales alternativos, como el poliuretano los mejores preservativos son los de látex. Los condones fabricados con este material resultan más eficaces y seguros como método anticonceptivo, porque se rompen menos y se fijan mejor al pene. En cambio, los de poliuretano, como los de elastómero –que es una especie de caucho elástico– tienen mayor riesgo de rotura y se corre con ellos el riesgo de sufrir deslizamientos indeseados. Lo dice un amplio estudio firmado por la reconocida organización internacional Cochrane, que ha evaluado los resultados de las principales investigaciones que sobre esta cuestión se han realizado en el mundo en las últimas décadas. El trabajo concluye que, pese a las desventajas existentes, que tampoco son exageradas, las nuevas gomas son una alternativa “aceptable” para las personas que sufren alergia al látex, “sensibilidades o preferencias que pueda uimpedir el uso consistente de condones de látex”.
Cochrane es una organización sin ánimo de lucro nacida en torno a la Universidad de Oxford, que reune a más de 11.500 investigadores de más de 90 países, dedicados, mediante procedimientos rigurosísimos, a revisar el resultado de la investigación que se hace en el mundo. Son algo así como el control de calidad de la ciencia, la ‘prueba del algodón’ del conocimiento, y así lo consideran además los investigadores de todo el mundo. Sus trabajos consisten fundamentalmente en la realización de revisiones sistemáticas de todo lo relativo al ámbito de la salud, desde pruebas diagnósticas a tratamientos y programas. Uno de sus últimos análisis ha consistido en comparar la eficacia para el control de la natalidad de los condones de látex frente a los alternativos.
Los autores del informe explican que los preservativos masculinos sin látex se desarrollaron en los años noventa del siglo pasado, como un método de barrera alternativo para las personas que presentaban alergia o rechazo, por lo que sea, al material tradicional. La alergia al látex de caucho natural no es un problema insignificante, ya que afecta al 1% o 2% de la población y se calcula que al menos existen en el mercado unos 40.000 productos fabricados con este material. No son sólo los preservativos, sino que la lista también incluye otros objetos como los globos y material quirúrgico, como guantes.

No se desaconsejan
Una reacción alérgica puede complicar la vida hasta el extremo, incluso de llevarte a la muerte. Uno de los casos más conocidos de los últimos años, por su singularidad, pero desde luego no un caso extremo, es el de una enfermera rumana, que estaba diagnosticada de alergia al esperma y que murió en 2002 precisamente por no utilizar un preservativo. El semen le desencadenó una reacción alérgica de tal calibre que acabó con su vida.
ltados de las investigaciones sobre la eficacia de ambos tipos de profilácticos como el índice de satisfacción de los usuarios, que también es importante si se tiene en cuenta que la existencia de un problema de salud decanta la elección del usuario por uno o por otro. Llegó a la conclusión de que los dispositivos sin látex se rompen casi el doble, del índice de 2,64%, que indica una eficacia del 95% para tradicionales, a un índice de 4,95. Los autores, sin embargo, no desaconsejan el uso de profilácticos de materiales alternativos. Por dos motivos. En primer lugar, porque los que denominan “nuevos condones” siguen siendo “una alternativa aceptable para las personas con alergias, sensibilidades o preferencias”; y dos, porque “la eficacia anticonceptiva de los preservativos sin látex requiere más investigación”.
http://regalosomega.com/index.asp?esc=28

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: