BILBAO SE SITÚA EN LOS PRIMEROS PUESTOS DEL CONCURSO NACIONAL DE CEMENTERIOS POR SEGUNDO AÑO

La capilla de la familia Chávarri y el Panteón de doña Amalia Ulacia optan al premio a mejor monumento arquitectónico y mejor escultura respectivamente.

Por segundo año consecutivo el Cementerio de Bilbao se sitúa entre los primeros puesto del Concurso de Cementerios de España gracias a su riqueza monumental y arquitectónica.

Se trata de un concurso online organizado por la revista especializada “Adiós cultural” que tiene por objetivo acercar a los ciudadanos el patrimonio que albergan los cementerios.
Se distinguen cuatro categorías:

1. Mejor cementerio es su conjunto: en este apartado, Bilbao se encuentra en novena posición.

2. Mejor monumento arquitectónico: dentro de la clasificación, el cementerio municipal bilbaíno ocupa el décimo puesto gracias a la Capilla de la familia Chávarri.

3. Mejor escultura en su recinto: en esta sección el camposanto de la capital vizcaina ocupa el noveno puesto en el ranking de esculturas con el Panteón en forma de gruta perteneciente a doña Amalia Ulacia.

4. Mejor historia: esta categoría no existía el año pasado y en esta primera convocatoria Bilbao ocupa el cuarto puesto con la historia referente al mausoleo en recuerdo a las víctimas del Circo del Ensanche.

Cabe destacar que la selección de los 10 finalistas en estas cuatro categorías la realiza un jurado profesional, mientras que la clasificación entre estos diez se determina por votación popular. El plazo para votar a través de la página web www.revistaadios.es finaliza el próximo 30 de septiembre.

Por otro lado, como novedad, este año el concurso incluye un apartado a la mejor iniciativa medioambiental y en el que Bilbao toma posiciones gracias al sistema de depuración de emisiones del crematorio, una actuación que ha situado a la Villa a la cabeza de este tipo de instalaciones a nivel nacional junto a Almería y Barcelona. En este caso la votación corresponde al jurado profesional.

Riqueza patrimonial

El cementerio de Bilbao, inaugurado en 1902, recoge la memoria histórica de Bilbao. En sus primeros años, respondiendo al florecimiento económico de la Villa, los arquitectos que planeaban y ejecutaban la ciudad, hacían lo propio en el camposanto. Ejemplo de ello son la Capilla de la familia Chávarri y el Panteón de doña Amalia Ulacia, con los que el camposanto participa en esta segunda edición del Concurso Nacional.

? Capilla de la familia Chávarri: la construcción más elevada el Cementerio de Bilbao, presenta una figura geométrica perfecta que simboliza el ámbito celestial, evocación muy oportuna en un edificio de este tipo, y rematada en una esfera de piedra maciza. Obra del arquitecto Mario Camiña, que desempeñó los cargos de arquitecto municipal de Begoña y arquitecto provincial, y en cuya trayectoria se incluye por ejemplo, el Sanatorio de Gorliz. Como el resto de la producción de este arquitecto existente en el cementerio, puede encuadrarse en el Modernismo Sezessión, estimándose su construcción hacia 1903-1904.

? Panteón en forma de gruta perteneciente a doña Amalia Ulacia: obra compuesta por un grupo escultórico de la Piedad realizado en mármol blanco y firmado por Quintín de la Torre en 1908. La Virgen, con expresión dramática, se reclina junto al cuerpo inerte de Cristo, que yace tendido sobre el suelo. El apóstol San Juan, en un segundo plano, permanece de pie, vestido con un ampuloso manto de abundante plegado ante el que cruza las manos. Su gesto es menos expresivo, con la boca apenas entreabierta, y el cabello humedecido. Completa el conjunto un friso con distintas escenas de la vida de Cristo sobre el féretro insertado en el muro de la gruta.

A %d blogueros les gusta esto: